fbpx

Pablo se dirigía a Roma para ser juzgado, cuando el barco en el que navegaba naufragó. Dios fue misericordioso y salvó la vida de los que estaban a bordo. Podemos leer la historia en Hechos 27.

Puntos clave:

  • Dios es misericordioso.
  • Dios está en control.
  • Dios nos dará valor.

Guía de la lección – El naufragio de Pablo

Lesson Walk through in English

Juegue un juego en el que dé algunos consejos a sus hijos. Si escucharan los consejos, deberían ponerse de pie. Deberían sentarse si creen que es un mal consejo. Sea tan tonto como quiera. Por ejemplo, “Hace calor afuera. Será mejor que uses tu sombrero y bufanda”.

¿Alguna vez no ha seguido un consejo y algo salió mal? Hable de una época en la que no era prudente no seguir consejos.

Pablo le dijo al centurión que viajaba con él, que no debían comenzar a navegar, o el barco naufragaría y muchas personas morirían. El centurión no escuchó a Pablo. Estaban en el barco cuando comenzó una fuerte tormenta. Hable de las grandes tormentas que haya experimentado. Imagínese si estuviera en un barco en el océano, cuando llegó la tormenta.

Aunque el centurión desobedeció el consejo de Pablo, Dios fue misericordioso y perdonó las vidas de todos en el barco. Este fue un gran milagro.

Toma varios palillos de dientes o ramitas pequeñas. Si lo desea, puede decorarlos con su hijo para crear marineros. Además, seleccione un bote, ya sea de juguete, taza o bote de papel. Pon a los marineros mondadientes en el barco. Puede usar una tina de agua, un piso o una mesa grande para jugar. Empuja a los marineros en el barco por la superficie. Grita “¡Naufragio!” y arroja a los marineros a la superficie. Configure un temporizador para una cantidad de tiempo seleccionada, según la edad del niño. Permítales luchar para recoger a tantos marineros como puedan, antes de que se acabe el tiempo. Aunque su hijo tenga suerte o no, señale que está recogiendo palillos de dientes en su casa y que los marineros estaban en medio de un mar tormentoso.

La misericordia no es darle a alguien el castigo que se merece. Habla de una vez que hiciste algo que merecía un castigo, pero alguien no te lo dio. Mostraron misericordia.

Pablo tuvo el valor y confió en Dios, incluso en medio de la tormenta. Pablo sabía que nada estaba fuera del control de Dios.

Juega un juego de control. Coloque varios objetos en varios tazones sobre la encimera: agua, un huevo, una galleta, una zanahoria, azúcar, etcétera. Ahora, pídale al niño que recoja los objetos y los sostenga en su puño sin dejar caer ninguno. Mientras sostienen cada artículo, hable sobre cuáles son fáciles de sostener, cuáles son más difíciles y cuáles son imposibles. Así como no podemos tener todo en un puño, no podemos controlar todo en nuestras vidas. Recuérdeles que Dios puede controlarlo todo. Nada está fuera de Su capacidad para sostenerse.

Hable sobre un momento en el que planeó hacer algo, pero las cosas se interpusieron. Podría ser un viaje cuando tu auto se averió. O ir a visitar un museo, pero te enfermaste y tuviste que quedarte en casa. Comparta cómo una tormenta, un naufragio y una serpiente venenosa, no pudieron detener los planes de Dios para Pablo. Aunque no experimentemos cosas agradables en la vida, Dios siempre tiene el control.

El naufragio de Pablo – Historia bíblica para niños

Juegos y actividades

Carreras de botes

Usa algunos artículos reciclados para hacer un bote. También puede doblar botes de papel.

Llene un recipiente grande o una bañera con agua. Alinee los botes y hagan una carrera para cruzar los botes al otro lado. Trate de asegurarse que los botes no se caigan. El primer barco que llegue al otro lado, gana.

Mece a un niño en una manta

Busque una manta que sea lo suficientemente resistente para soportar el peso de su hijo. Con un adulto a cada lado. Haga que su hijo se acueste en el medio de la manta.

Levante ambos lados para que su hijo se balancee en la manta. Agítelo lentamente hacia adelante y hacia atrás. Haga que su hijo imagine que está en el mar. Pídale a su hijo que se imagine cómo debe haber sido para Pablo y los demás estar en un mar tempestuoso.

Ataque de tiburón

Coloca unos aros en el suelo para que se conviertan en islas. Elige a una persona para que sea un tiburón. Los otros jugadores son nadadores.

Cuando suena la música, todos los niños nadan alrededor de la habitación. Cuando la música se detiene, los niños deben ir a una isla de manera segura, para no ser devorados por un tiburón. Si son devorados, están fuera. Cada vez que la música se detiene, se elimina una isla.

Hojas de trabajo

Dibujos para colorear – El naufragio de Pablo

Arte – Barco en el mar – El naufragio de Pablo

Qué necesitas:

  • Página de plantilla,
  • Crayones o pintura
  • Tijeras,
  • Medio plato de papel (cortado en forma de onda),
  • Brocheta de madera (quitar punta),
  • Cinta Adhesiva.

Qué hacer:

  1. Colorea la página de la plantilla y un plato de papel.
  2. Recorte las piezas del barco. Pegue en una brocheta de madera.
  3. Haga un pequeño agujero en el plato de papel e inserte una brocheta.

Descargar gratis

Pin It on Pinterest

Share This
Malcare WordPress Security